Overblog Suivre ce blog
Editer la page Administration Créer mon blog
/ / /

Un hombre esperaba, solo, con dos rosas, una roja, una rosa, a la salida de la estación Liceu, el primero de enero, a las dos de la tarde.

Una media hora después, pasó delante de mí, sentado en la terraza y téconlimónando, con sus dos rosas, una roja, una rosa.

Principio del año.

Partager cette page

Repost 0
Published by